HAZ ALGO PROVECHOSO POR LA TIERRA EN DONDE VIVES


Más allá de ser un pretexto para festejar, el Día de la Tierra nos invita a reflexionar sobre la situación actual de nuestro hogar.


Todos tenemos en nuestras manos la llave del cambio. Bien dicen por ahí «Sé el cambio que quieres ver en el Mundo» Y para darle un regalo a nuestra amada Tierra, compartimos estas propuestas para celebrarla:


Replantea tus opciones de movilidad:

Es un buen día para darle un descanso a tu automóvil, si es que lo tienes. Evalúa otras formas de movilidad desde el hecho de compartir auto, tomar el transporte público, utilizar esa bicicleta que tienes arrinconada, hasta ir al trabajo o a la escuela a pie — en caso de ser posible.

Tienes tiempo para organizarte, evaluar cuanto tiempo te toma ir de un lugar a otro con estas alternativas. Si tu elección es caminar, disfruta del momento. ¿Cómo? Evita pensar en los pendientes, en los problemas. Concéntrate en el presente, en el paisaje, en los colores. 


Práctica algún deporte en exterior:

Este es un día especial para disfrutarlo en contacto con la naturaleza y con la comunidad. Toma un tiempo de este día para ir al parque más cercano a caminar o correr,mientras disfruta del aire fresco y la vegetación.

Si practicas Yoga, nada mejor que tomar tu tapete, elegir un lugar donde puedas disfrutar de un hermoso atardecer. Al finalizar, medita por unos minutos y envía mucha luz, amor y gratitud a la Tierra.

¡Recicla, reutiliza!:

Es común que nuestro hogar se llene de cosas que utilizamos una, dos, tres veces... y nada más. Todos estos objetos, que van desde botellas hasta prendas, pueden extender su tiempo de vida útil en lugar de terminar en un basurero.

Date un momento para evaluar cuál es la mejor opción para reutilizar. Que se haga un hábito separar todos los desechos y destinarlos a alguien que pueda sacar provecho.

Con las botellas, puedes hacer frascos, floreros, tazas. Con los frascos, hasta puedes preparar lámparas. Una chompa vieja, puede ser la nueva chompa para una persona que no la tiene y si tu chompa está demasiado maltratada como para regalarla, igual sirve para tu perro en este frío que se nos viene. Hay muchas opciones.



Desconecta todo lo que no utilices:

Desconecta todos los aparatos electrónicos antes de salir de tu casa — obvio, menos el refrigerador —. Esto incluye televisor, computadora, sistemas de sonido, hasta el módem de internet. De igual forma, apaga todas las luces que no sean necesarias en el momento.

En caso que trabajes desde casa, desconecta todo lo que no utilices en el momento — como recargar la laptop, por ejemplo —. Sentirás la diferencia en el ambiente, será menos pesado. ¿Que la televisión "te hace compañía"? No, este día se queda desconectada.

Un poco de jardinería:

Si tienes un pedazo de tierra que puedas trabajar, este es el momento ideal para comenzar. Puede ser que plantes un árbol o que siembres vegetales o alguna fruta, estar en contacto con la tierra pone las cosas en perspectiva.

Cada vez que riegues tu árbol o tu huerta, estarás dando un apapacho a la Tierra. Se responsable de ese pedacito de pulmón que limpia el aire que respiras. Y, en especial, da gracias a la tierra que nos proporciona alimentos.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario