TODOS TENEMOS UN DOBLE EN OTRA PARTE DEL MUNDO


François Brunelle ha recorrido el mundo buscando a personas con rasgos faciales idénticos, pero sin relación de parentesco entre ellas.

Cuando decimos de alguien que tiene un doble, las probabilidades de que exista una persona en otra parte del mundo con los mismos rasgos faciales son altísimas. Y esto no es sólo una charla de bar: el doble es una inquietud artística desde tiempos inmemoriales, reflejada en literatura desde la época romántica (hay un cuento de Poe sobre el doble que da bastante miedo).

Las personas anónimas tienen dobles entre sí, muchas veces entre otra gente anónima. A veces ocurre que dos extraños son exactos. No sólo un parecido razonable: parecen gemelos. Y es a esta búsqueda, aparentemente infructuosa, a la que se ha dedicado durante los últimos años el fotógrafo canadiense François Brunelle, que ha recopilado retratos de personas con rasgos faciales muy parecidos. Mira las fotos con atención: Todas son personas alejadas entre sí sin parentesco familiar.

Cuenta Brunelle que comenzó con este proyecto cuando le sacaron a él un parecido razonable: Rowan Atkinson, más conocido como Mr. Bean. En ese momento, Brunelle decidió ir a la caza y captura de los que ‘son casi iguales’, y su búsqueda, a tenor de los resultados -originalmente tenían que ser 200, ahora son muchos-, ha sido un éxito:













Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario