HOMBRES Y MUJERES PERCIBEN DIFERENTE EL MUNDO


Hombres y mujeres somos iguales pero distintos. Al menos la ciencia sigue encontrando elementos que diferencian nuestro funcionamiento y percepción.

Son diferentes nuestros cerebros y lo es nuestra capacidad de oler, de oír, y también de ver y mirar. Y más allá del lugar común, es cierto, hombres y mujeres vemos el mundo de modo distinto, tenemos capacidades oculares distintas. Ellas, detectan mejor los colores; ellos, mejor el movimiento. Así lo asegura un estudio de la Universidad de Nueva York. La diferencia entre sexos también se da con el olfato y el oído. 

Estudios anteriores ya han mostrado que las mujeres oyen y huelen mejor que los hombres. En teoría, ellas pueden diferenciar entre diferentes olores y ellos no. Lo que ahora han visto los científicos es que –como ocurre con el olfato o el oído– hay marcadas diferencias entre los sexos cuando se trata de la visión. 


Debido a la cantidad de hormonas masculinas en su cerebro, los hombres tienen mayor sensibilidad para detectar estímulos de movimiento rápido; en cambio, las mujeres mayor capacidad para discriminar y diferenciar colores. 

Para llegar a esta conclusión, los investigadores de Nueva York compararon la visión de un grupo de voluntarios con idéntica calidad de visión. Se les hizo observar un espectro de colores distintos y a continuación se les pidió que los describieran. También tuvieron que observar una imagen de barras claras y oscuras que medirían la sensibilidad de contraste. La causa está en la cantidad de hormonas masculinas del cerebro.

El resultado fue que había diferencias en cuanto a la percepción. Los hombres no eran precisos en sus respuestas y les costaba distinguir diferencias de colores; las mujeres no. Ellos, sin embargo, podían diferenciar mejor cuando una forma se modificaba, lo que significa una atención mayor al detalle. Con las barras, los hombres fueron más rápidos en diferenciar entre una barra y otra. El estudio asegura que la diferencia no radica en la estructura ocular, sino en la cantidad de andrógenos y de receptores en el cerebro, que son los encargados del procesamiento de imágenes. 

Según los científicos, los elementos de visión están conectados a las neuronas de la corteza primaria del cerebro. El desarrollo de estas células está controlado por hormonas masculinas que aparecen cuando el bebé todavía es un feto en la panza de su madre.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario