¿QUÉ PASARÍA SI LOS DIBUJOS ANIMADOS TAMBIÉN SUFRIERAN VIOLENCIA DOMÉSTICA COMO EN NUESTRA SOCIEDAD?


El 74% de las mujeres peruanas sufre violencia por parte de sus parejas; y de este grupo, el 36% corresponde a violencia física y un 71% psicológica.

De acuerdo con estudios del Instituto Nacional de Salud Mental "Honorio Delgado-Hideyo Noguchi", la denominada violencia sistemática, es decir, aquella de frecuencia diaria, tiene mayor incidencia en Lima Metropolitana, respecto a ciudades de la Sierra y Selva.

"También se indica que el trato inadecuado a la mujer por su pareja durante el periodo de enamoramiento es un factor que aumenta la probabilidad de violencia durante la convivencia", precisó el experto.

Esta situación ocurre en el 51.8% de las parejas, con mayor prevalencia en Lima Metropolitana y Callao, mientras que el maltrato y abuso de la pareja tiene niveles alarmantes en Ayacucho, Puerto Maldonado, Abancay y Puno.

La demanda de atención institucional por parte de mujeres afectadas por violencia familiar es del 27%.

Las consecuencias más comunes de este tipo de hechos son: homicidio, lesiones graves, infecciones de transmisión sexual, vulnerabilidad a las enfermedades y suicidios, entre otros.

Sus efectos traen graves consecuencias en la mujer, como la autoestima baja, miedo, stress, ansiedad, depresión, incomunicación y aislamiento.

Frente a este contexto (que en nuestro país se cobra la vida de diez mujeres al mes en manos de su pareja), se ha hecho ilustraciones mostrando a las más representativas figuras femeninas de los dibujos animados como víctimas de la violencia doméstica. Las historias y tramas de los dibujos animados han ido de la mano de las sociedades en las que se escriben y la violencia doméstica, una problemática que no conoce de fronteras, preocupa a las víctimas y sus familiares y todos aquellos que velen por el bienestar de las personas:








Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario