ALBERT EINSTEIN NOS DEJA LAS SIGUIENTES GRANDES LECCIONES DE VIDA

Albert Einstein fue mucho más que sólo un científico. Fue uno de los hombres más sabios del mundo. Su gran capacidad de observación le permitió llegar a conclusiones que al día de hoy (y siempre) siguen teniendo vigencia. Aquí hay algunas lecciones de vida que nos muestran su gran sabiduría:

El crecimiento intelectual debe comenzar desde el nacimiento y detenerse sólo hasta la muerte.

Los grandes espíritus siempre han encontrado resistencia violenta de mentes mediocres.

Educación: es lo que recordamos después de lo que hemos aprendido en la escuela.

La lógica te lleva del punto A al B. La imaginación te llevará donde sea.

Todos deben ser respetados como individuos, pero no idolatrados.

Nunca hagas algo contra tu conciencia incluso si la situación lo demanda.

Si las personas son buenas solo porque temen al castigo y esperan recompensa, entonces verdaderamente lo sentimos mucho.

La búsqueda de lo perfecto, y la confusión de habilidades, parecen ser nuestros principales problemas.

El amor es un mejor profesor que el deber.

Si no puedes explicarlo de forma simple, no lo entiendes lo suficientemente bien.

Locura: hacer lo mismo una y otra vez, esperando diferentes resultados.

Es horriblemente obvio que nuestra tecnología ha excedido nuestra humanidad.

Todo lo que puede ser enumerado no necesariamente cuenta; todo lo que se cuenta no necesariamente puede ser enumerado.

La fuerza siempre atrae a hombres de baja moral.

Una persona que nunca ha cometido un error nunca ha intentado algo nuevo.

El arte supremo de un maestro es saber despertar en sus alumnos la felicidad en la expresión creativa y en el conocimiento.

Nunca pierdas la sagrada curiosidad.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario