CONSEJOS PARA ARREGLAR UN CELULAR QUE CAE AL AGUA

Cuando el celular se nos moja, sea por la circunstancia que sea, no todo está perdido. Aún podemos poner de nuestra parte para no perder ese flamante aparato nuevo, y todos los mensajes, archivos y contactos que atesoramos en él. Eso sí, hay que ser rápido.

Lo primero y más importante es extraer la batería. En el agua suele haber metales en disolución que, si interactúan con la corriente eléctrica, pueden generar cortocircuitos. Deberías hacerlo antes incluso de comprobar si funciona la pantalla o cualquier otra cosa.

Una vez desmontado intenta secarlo al máximo con una toalla o un trapo y quitarle toda la humedad.Nunca utilices un secador. El aire caliente puede dañar los circuitos internos del teléfono, por lo que no es nada recomendable.

A continuación se recomienda introducir el celular desmontado durante al menos dos días en un plato de arroz. El arroz se encargará de absorber toda la humedad restante. Con un poco de suerte, y si no ha pasado demasiado tiempo mojado, cuando intentes reiniciarlo volverá a funcionar.

Si ves que al principio fallan algunos botones y funciones, dale unos días; lo normal es que la cosa mejore a medida que pase el tiempo.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario