LO MÁS PELIGROSO DEL PLANETA HASTA EL DÍA DE HOY : "LA PATA DE ELEFANTE" RADIACTIVA DE CHERNÓBYL

Una masa radiactiva detectada en 1986 en Chernóbyl a la que llamaron 'la pata de elefante' podía matar en unos 300 segundos. Al día de hoy puede seguir siendo el residuo más peligroso de todo el planeta, según un redactor científico norteamericano.

Han pasado 28 años desde que esta masa única de residuos radiactivos fluyó desde la sección activa del reactor de la derruida central nuclear de Chernóbyl, pero aún nos recuerda lo peligrosa que puede ser la energía nuclear, escribe en un artículo Kyle Hill, escritor de ciencia independiente y bloguero de la revista 'Scientific American'.

En diciembre de 1986, unos científicos rusos del equipo de liquidación de las consecuencias del desastre de Chernóbyl bajaron al corredor subterráneo del dañado reactor número cuatro, donde descubrieron una masa de alta radiactividad de más de dos metros de espesor. Por su aspecto visual la llamaron la 'pata de elefante'.

Los sensores de radiación advirtieron que era imposible acercarse al conglomerado. Para evitar exponerse a una dosis mortal de radiactividad los científicos fabricaron un trípode con ruedas y sacaron fotos de la masa radiactiva desde cierta distancia. Según sus mediciones, la parte caliente de la barra fundida radiaba tanto que una persona podía absorber una dosis letal de partículas radiactivas en 300 segundos. A los dos minutos de exposición a la 'pata de elefante' comenzaría a sangrar. A los cuatro minutos sufriría vómitos, diarrea y fiebre. Pasar 300 segundos junto a la masa significaría morir dos días después.

Un análisis llevado a cabo por los científicos rusos también reveló que la 'pata de elefante', además del combustible nuclear –que, de hecho, representa un pequeño porcentaje del material de la masa–, contenía hormigón, arena y piezas de la cubierta del reactor, cuenta el bloguero. Todas estas partes se derritieron y se filtraron hacia abajo en forma de conglomerado. El material que formaba la 'pata de elefante' recibió el nombre de 'chernobilita'. 

10 años después de la catástrofe de Chernóbyl sacaron nuevas imágenes de la 'pata de elefante'. Entonces la masa irradiaba 10 veces menos que anteriormente. Sin embargo, una hora junto a la 'pata de elefante' todavía era letal. Con el tiempo, la 'pata de elefante' comenzó a derrumbarse: en su superficie aparecieron grietas, pero todavía es demasiado peligroso acercarse a ella.

La 'pata de elefante' todavía irradia calor y se derrite, penetrando cada vez más profundamente bajo la base de la central nuclear de Chernóbyl. Si alcanza las aguas subterráneas, puede causar un escape catastrófico de sustancias radiactivas en las lagunas cercanas, concluye Kyle Hill.

Por cierto, uno de los riesgos más preocupantes de Chernóbyl deriva de la existencia de grietas producidas por el calor intenso. Es posible que el agua de lluvia pueda transportar parte de las 200 toneladas de materiales radiactivos que todavía conserva el reactor 4. Ingenieros e investigadores alertaron recientemente que un terremoto o tormentas de magnitud podrían hacer desplomar el techo, reeditando así, a escala, la catástrofe de 1986. Lo más grave y casi irreversible es que Chernobyl nunca dejará de ser peligrosa. Aunque se retiren y aislen las barras de combustible agotado altamente radiactivas de los reactores 1, 2 y 3 quedará el sarcófago inestable del 4.

a
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario