LOS MÁS INTELIGENTES PREFIEREN MUDARSE A GRANDES CIUDADES SEGÚN UNA INVESTIGACIÓN

Las grandes ciudades pueden llegar a ser estresantes y complicadas. La contaminación en el aire y en el ruido son un gran factor para que algunas personas no quieran vivir en ellas y los precios aumentan considerablemente, respecto a otros lugares. Pero un estudio de patrones de movilidad en Estados Unidos ha demostrado que la gente más inteligente tiende a moverse más hacia las grandes ciudades, siendo las personas de origen rural las que muestran formas de inteligencia más elevadas.

Markus Jokela, el conductor del estudio en la Universidad de Helsinki, describió los patrones de viaje de 11 500 estadounidenses de 15 a 23 años de edad, durante 16 años, empezando en 1979. El estudio dio como resultado un mayor grado de inteligencia en las personas que se movían de áreas rurales y suburbanas hacia las ciudades centrales, a diferencia de las personas que no se movían o realizaban otro tipo de movimiento, así como que estas personas casi no se mueven de forma inversa, es decir, de la gran ciudad a las áreas rurales.

Esto es algo que ya damos por hecho: los jóvenes inteligentes que buscan un mejor puesto con mejor salario tienden a ir hacia las grandes ciudades. Pero lo que nos muestra el estudio son los números, mostrando una diferencia de 12 puntos de inteligencia entre los residentes rurales que decidieron quedarse en su lugar de origen y los que decidieron moverse a la ciudad, mientras que hablando en el sentido socioeconómico, esta diferencia se reduce a 4 puntos.

Esto indica que la inteligencia juega un papel importante en donde los estadounidenses planean vivir. Markus Jokela no intenta decir que la inteligencia de una persona realmente influenció su decisión de mudarse a la ciudad, sino que la inteligencia y la migración están conectados.

La recopilación de datos para este estudio se detuvo en 1996, y para este entonces los patrones de viaje y migración pudieron haber cambiado, pero nos muestra una base para conocer las razones por las que las personas tienden a salir de su lugar de origen rural.

Aún así, el estudio nos confirma algo que vemos seguido: las personas inteligentes sienten más profundamente el deseo de conocer nuevas cosas, personas y lugares nuevos, lo que los lleva a moverse más entre ciudades, donde la cultura es más variada y hablar con el vecino que seguramente tiene algo de nuevo que enseñarte.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario