RAZONES POR LAS QUE DEBES MANTENER SI O SI EL CELULAR ALEJADO DE TU ENTREPIERNA

Aunque el celular sea una herramienta fundamental del mundo moderno y no puedas salir a la calle sin él, si eres hombre, ten cuidado al usarlo. O por lo menos ten cuidado con las zonas de tu cuerpo a donde lo acercas, ya que los últimos estudios han demostrado que acercar el celular a tu entrepierna reduce la fertilidad.

Puede ser que al principio te preguntes cómo un celular influye en tu capacidad de tener hijos, y tiene que ver con el tipo de tecnología y su alcance. Este aparato produce radiación electromagnética de radiofrecuencia que afecta al esperma. No es menor el dato de que el 14% de las parejas en países de medio y alto ingreso tienen problemas para tener hijos.

Para estudiar este fenómeno se decidió analizar el esperma de personas con problemas de fertilidad en distintas clínicas, en base a 3 propiedades. La motilidad, que es la habilidad del esperma para moverse hacia un óvulo, la viabilidad, que es la cantidad de esperma vivo y la concentración, la cantidad de esperma por unidad de semen.

Los investigadores encontraron que la movilidad y la viabilidad caía en un 8% en aquellas personas que utilizan celulares, sobre todo en los bolsillos. Los celulares son usados alrededor del mundo y este problema se da más en las personas que ya tienen predisposición a la infertilidad.

Por el momento recomendamos tener cuidado al respecto, pero no alarmarse en extremo. Si estás buscando tener un hijo, cuidado con los teléfonos celulares cerca de la entrepierna, porque puede bajar la chance de que efectivamente seas fértil.

De todas maneras, algunos estudios son poco realistas, y en vez de medir en base a esperma de hombres afectados por la infertilidad prueban la radiación electromagnética en esperma sano. Este tipo de estudios no es real, porque la radiación de un celular no es aplicada de igual manera que cuando está en el bolsillo. Y a todo esto hay que agregar otro tipo de hábitos de los hombres, como puede ser el cigarro o el sedentarismo.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario