LOS PERROS TAMBIÉN SON OPTIMISTAS Y PESIMISTAS SEGÚN ESTA INVESTIGACIÓN

Un estudio reciente de la Universidad de Sidney, en Australia, ha encontrado una nueva característica que ubica a los mejores amigos del Hombre cada vez más como animales con varias cosas en común con nosotros.



Según la doctora veterinaria Melissa Starling, quien recientemente obtuvo su doctorado gracias a esta investigación, algunos perros son inherentemente más optimistas que otros.

El estudio midió los estados emocionales positivos y negativos de varios animales, de manera objetiva y no invasiva, con la intención de aportar a investigadores y dueños de mascotas un mayor entendimiento en la actitud de los perros y cómo ésta puede cambiar.

¿Cómo se investigó?

Para realizar el estudio, los investigadores entrenaron a los perros para responder a dos tipos de silbatos diferentes, uno más agudo que otro. Al responder a uno de ellos, el animal era recompensado con un tazón de leche, mientras que tras el otro, la recompensa era un tazón de agua, no tan sabroso ni atractivo.

Luego de que los perros aprendieron a asociar cada tono de silbato con su respectiva recompensa, los investigadores les hicieron escuchar un tercer silbato, distinto a los dos anteriores —y por lo tanto desconocido para los animales—, observando sus reacciones.

Allí descubrieron que algunos de los perros respondían de manera positiva al silbato desconocido, indicando que esperaban tras él recibir un tazón de leche. Los restantes fueron los "pesimistas" del grupo, ya que no reaccionaron en absoluto al silbato desconocido y no esperaron recibir ninguna recompensa.

Conclusiones y repercusiones

La conclusión a la que arribó el estudio es que los perros con personalidad más optimista tienden a esperar que algo bueno ocurra, y por lo tanto son más propensos a asumir riesgos con la esperanza de recibir una recompensa.

Por otra parte, los investigadores describieron a los perros más pesimistas como más precavidos, poco dispuestos a correr riesgos y a probar cosas nuevas.

La Dra. Starling agregó que los perros pesimistas parecen experimentar mayor estrés al no poder obtener lo que desean o completar una tarea.

De todas maneras, aclaró que ninguna de las dos “personalidades” de los perros, optimista o pesimista, es necesariamente mejor que la otra, sino que este estudio permite aprovechar cada una de ellas de la mejor manera posible.

Por ejemplo, no sería del todo recomendable tener un perro optimista como perro guía, ya que tal vez tomaría demasiados riesgos a la hora de cruzar la calle, aunque sí sería un perro adecuado para tareas como la detección de drogas o explosivos.

El estudio aún no tiene implicaciones directas con tus mascotas en casa, pero según la Dra. Starling, tal vez podría ayudar a entender más el comportamiento de tu perro, mejorar su trato y bienestar.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario