LA NIEBLA QUE MATÓ A MÁS DE 10.000 PERSONAS


¿Qué piensas cuando oyes la palabra niebla?, ¿poca visión?, frío? Pues para el año de1952, en Londres, significó muerte.

Del 4 al 9 de diciembre de ese año mató a 12.000 personas. Esto debido a una combinación de un ambiente frío y húmedo con el dióxido de azufre, el hollín y el dióxido de carbono. 

Aquellos con problemas respiratorios fueron los primeros en morir, en su mayoría niños y ancianos. Claro que estar sanos no fue garantía, pues la exposición prolongada de estos elementos acabo con la salud de otros tantos.

Si sumamos a esto la delincuencia generada por los ladrones oportunistas, no es raro imaginar el caos total en el que se vivía.

Uno de los más fríos inviernos para Londres y con rastros de muerte. 
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario