SE HALLA FOLIO PERDIDO CON MÁS OBRA LITERARIA DE SHAKESPEARE


Nos regaló obras tan grandes como Romeo y Julieta, Hamlet, Macbeth y otras tantas maravillas literarias que forman parte del canon histórico de la literatura universal. William Shakespeare es uno de los autores más importantes y reconocidos en todo el mundo. Si creían que, tras casi 400 años de su muerte, ya conocíamos todo su trabajo, se equivocan, ya que en una biblioteca francesa apareció un folio con varios escritos invaluables de William Shakespeare.

Los textos perdidos de Shakespeare

Durante su vida, Shakespeare escribió más de cien obras divididas entre tragedias, poemas e historias cortas, pero éstas podrían contener censura. Hallaron en Francia, una versión diferente del llamado Primer Folio de Shakespeare, que trae interesantes cambios con respecto a sus escritos originales.

Este folio contiene 36 de las 38 obras más famosas de Shakespeare y su impresión data de 1623, siete años después de la muerte del dramaturgo. Se cree que estuvo perdido durante más de 200 años en la biblioteca de Saint-Omer, al norte de Francia, sin que nadie se diera cuenta.

Las obras que se encuentran en este folio poseen pequeñas variaciones a las publicadas, por lo que nos dan un conocimiento diferente de quién fue realmente William Shakespeare y lo que tuvo que censurar para ser un autor reconocido.

El folio incluye notas sobre cómo debían ser interpretadas las obras de Shakespeare, roles en que se intercambian sexos y también modificaciones polémicas que son muy interesantes.

¿Era Shakespeare Católico?

Siempre se rumoreó de que Shakespeare era, secretamente, católico, en tiempo donde el anglicanismo reinaba en Inglaterra, y quienes seguían otras religiones eran perseguidos o aislados, lo que para un autor era un gran problema.

En esta copia del primer folio de Shakespeare, se pueden notar pequeñas pistas sobre la verdadera religión de Shakespeare, quien incluso mantuvo vínculos con la resistencia católica de dicha época. Se cree que que Shakespeare mantenía una relación cercana con la orden Jesuita, los que son famosos por su énfasis en el estudio y conocimiento. Quizá Shakespeare no era católico, pero si buscaba compartir sabiduría con ellos.

Esta copia escondida del primer folio de Shakespeare no es única, se cree que se imprimieron 800 ediciones, pero son difíciles de encontrar. Es tanto su valor, que algunas se subastaron por un precio cercano a los $4,4 millones de dólares.

Eso sí, la biblioteca de Saint-Omer no planea vender este tesoro literario e histórico, sino que desea exhibirlo junto con otras ediciones raras de autores ingleses, no por nada también son poseedores de una Biblia impresa por Gutenberg.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario