ESTUDIOS NOS INDICAN CÓMO ES MEJOR HABLARLE A LOS NIÑOS



Para nadie es un secreto que hablar con los pequeños suele ser complicado. Podría parecer que dada su inocencia e inexperiencia, esta sería una tarea fácil, pero en su lugar la mayoría de los adultos no es capaz de establecer una comunicación sincera y cómoda con tan singulares interlocutores. Mienten, fabulan, tergiversan información o simplemente callan. Hoy te mostraremos cómo hablarles a los niños según la ciencia.

¿Quién guía a quién?

Si los niños son difíciles de abordar y aparentemente deciden si responder a nuestras preguntas y cómo hacerlo, es natural que nos preguntemos quién guía a quién cuando conversamos con ellos. Según los científicos, la manera de lograr que un menor se comunique sana y adecuadamente con el adulto depende enteramente de este último, de cómo actúa y qué preguntas hace y no, como cabría esperar, del propio niño.

Los niños en las investigaciones policiales

Aunque obviamente nadie desea que un niño se vea envuelto en investigaciones policiales, a veces los pequeños presencian eventos delictivos y son llamados a responder como testigos. A través de estas entrevistas se obtiene gran información, pues existen personas entrenadas en lograr que los menores cuenten lo que han visto del modo más sencillo y real posible. No estaría nada mal que los mayores aprendamos un poco de los expertos en términos de establecer un diálogo adecuado con los niños.

El rapport con los niños

Según los psicólogos, lo primero que debemos hacer para hablar con los niños es establecer un buen rapport, esto es, un clima de entendimiento, confianza y seguridad. Si los pequeños se sienten amenazados o inseguros, poco podrá obtenerse de ellos. Así pues, es necesario mostrar amabilidad, hablar en tonos moderados y con desenfado, pero al mismo tiempo expresar seguridad.

Preguntas adecuadas para hablar con los niños

A partir del buen clima establecido, existen dos tipos de preguntas que pueden realizarse.

Preguntas cerradas: como indica su nombre, este tipo de pregunta focaliza al niño en una cuestión específica y limita los márgenes de fabulación. Tenemos, por ejemplo, cuando indagamos: ¿Esa es tu mascota? ¿Cómo se llama? Las respuestas son precisas: Si, no.

Preguntas abiertas: Son aquellas que estimulan a los menores a contar una historia, a relatar los eventos que queremos conocer. Por ejemplo: ¿Cómo fue tu día en la escuela?

En dependencia de la situación el adulto debe escoger un tipo de pregunta u otra. Por lo general, es recomendable usar ambos tipos, pero las preguntas abiertas son invitaciones más sugerentes para los pequeños ya que los niños son narradores por excelencia.

La edad y las preguntas para niños

No sólo es importante manejar el tipo de preguntas que se les haga a los menores en dependencia de la situación. Los estudios confirman que los niños pequeños son más propensos a brindar detalles de una situación si se le realizan preguntas abiertas, en cambio con los de más edad es útil utilizar las preguntas cerradas, pues los focalizan y evitan que fabulen. Pero, por otra parte, los niños grandes no toman tan literalmente las preguntas cerradas como los chicos, pueden ser concretos pero, al mismo tiempo, ampliar la información.

Consejos para hablar con los niños

Hay algunos consejos que puedes seguir para hablar con los niños adecuadamente:

Utilizar interjecciones como Oh, Ah, Hm. Facilitan la conversación.
Repetir el nombre del menor a lo largo de la charla.
Usar la expresión: cuéntame más sobre X (tema específico).
Mezclar preguntas abiertas y cerradas. Por ejemplo: ¿Me dijiste que tu perro se llamaba Campeón? Cuéntame más sobre Campeón.

Hablar con los niños puede ser algo difícil si no se tienen en cuenta estas consideraciones que los expertos han encontrado en sus investigaciones. Sin embargo, si logras establecer el debido rapport y preguntas del modo sugerido con respeto y amabilidad, te sorprenderás de toda la información que puedes obtener de un infante en una sencilla conversación.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario