LA OSCURIDAD INFLUYE EN REALIZAR ACTOS DESHONESTOS


Esta afirmación parece la misma que haríamos como metáfora para un cuento, donde la oscuridad es el mal y la luz el bien, o el famoso yin y yang. Pero lo cierto es que la base científica que nos permite decir esto es real: la oscuridad influye en las decisiones deshonestas.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que no existe nadie que en algún momento no haya tenido un pensamiento deshonesto, más allá de que no lo haya llevado a cabo o que sea algo muy simple. Si nos ponemos a pensarlo, los crímenes suelen realizarse durante la noche, y la mayoría de los pensamientos negativos se dan también bajo esta oscuridad.

Las pruebas de esta afirmación

Hace ya varios años que se ha probado que la ropa de las personas influye en sus comportamientos, y cuando alguien usa ropas oscuras y grandes tiene cierta predisposición a cometer crímenes. Claro que esto no es siempre determinante, pero juega un papel importante.

Para una nueva investigación se convocó a diferentes personas y se las situó en dos habitaciones: una con mucha luz y otra oscura. Se les pidió que hicieran un ejercicio matemático y los que descubrieran las respuestas podían quedarse con dinero. En la sala oscura una gran cantidad hizo trampa.

Cuestiones psicológicas

Al parecer las personas se sienten anónimas en la oscuridad, incrementando su deshonestidad. Aunque en muchos casos la luz no haga la diferencia entre saber o no quien fue el culpable, la falta de ella es siempre un motivo para sentirse no observado. Además, tenemos una tendencia al egocentrismo, y por tanto pensamos que todos ven el mundo como nosotros, es decir, a oscuras.

El ciclo que todos nosotros utilizamos para ordenar nuestra vida es el del día y la noche, siendo uno para las actividades diarias y otro para dormir. Esto significa que la noche nos hace comportarnos diferente, porque es el momento en que deberíamos estar descansando, y si estamos despiertos, nos sentimos fuera de las normas.

Es común que las personas no logren discernir el límite donde los otros perciben las cosas o no, y es por eso que no nos damos cuenta que otros perciben nuestros estados de humor. El percibir el mundo desde una visión oscura y oculta nos lleva a pensar que todos lo están haciendo, y que por lo tanto es como debemos comportarnos. La idea difundida es que en la oscuridad nadie notará que somos deshonestos.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario