LA RESPUESTA DE ¿POR QUÉ LOS ZOMBIES SON TAN POPULARES?


En la literatura, en películas, videojuegos, cómics, series de televisión, etc. Los zombies están presentes en todas partes, fascinando tanto a grandes como chicos, sin importar lo terroríficos que sean.

Los altos niveles de audiencia de series como The Walking Dead o la popularidad de juegos de zombies que van desde Resident Evil o Left 4 Dead hasta Plants vs. Zombies, demuestran que la gente está fascinada con los muertos vivientes. Pero... ¿Cuál es la razón?

¿Por qué los zombies son tan populares?

Hace cinco años todos parecían locos con los vampiros, ello gracias a las películas de la saga Crepúsculo, pero la moda de los zombies, que ya lleva un buen tiempo, parece ser más universal y menos romántica.

El interés por los zombies no es nuevo ya que en 1932 se estrenó White Zombie, la primera película de zombies, y la obsesión creció en 1968, con la mítica y excelente película "La Noche de los Muertos vivientes". ¿Qué los hace tan populares?

La principal razón estaría en lo simples que son. A diferencia de otras criaturas de horror, los zombies, aunque vengan en hordas, no son tan difíciles de vencer y como otros seres de esta clase de ficciones, y el escenario apocalíptico en el que se presentan amplían aún más las reglas del juego. 

Los zombies son básicos, pueden representar lo que queramos, un bando malvado del que podríamos volvernos parte si seguimos las atribuciones que les dio la cultura pop o, redimirlos un poco debido a que no eligieron hacer el mal, sino que son víctimas de una transformación.

Las personas suelen simpatizar con las víctimas y ponerse en el hipotético lugar de una. Cuando ésta no desaparece, resulta más atractivo, eso a pesar que termine convertida en un zombie, se siente más interesante, ya que se une al enemigo sin dejar de ser parte del mundo.

Qué representan los zombies

Los zombies no existen, eso lo tenemos claro, y pocas personas creen en un hipotético apocalipsis zombie, por lo que claramente no significan algo a lo que le temamos realmente o de lo que estemos alerta.

El hecho de que hayamos asociado la palabra “zombie” con conductas o situaciones, por ejemplo el sentirse como zombie cuando estamos cansados o hablar de un ordenador zombie que ataca a otros sin que su dueño pueda controlarlo, hacen que al menos su nombre nunca se aleje.

En tiempos donde hay muchas cosas de la realidad a las que sí debemos tenerle miedo, los zombies serían uno de los terrores más benignos. Los zombies son salvajes, pero no inteligentes, lo que los hace menos peligrosos que otros monstruos o amenazas reales que sí nos asustan.

El zombie pasó a ser casi un recurso humorístico para hablar de temores o cosas desagradables, por ello nos llaman tanto la atención, ya que si bien son visualmente asquerosos, intelectualmente son nulos, cosa que no podríamos decir de vampiros u hombres lobos.

El zombie es ese enemigo al que podríamos vencer, ya que si bien nos pasa por encima en números, está muy por debajo en recursos y estrategia, ello en tiempos donde miedos muy reales están presentes. El ejemplo más claro es el del ser humano.

Si algo nos enseñaron estos monstruos poco inteligentes es que no hay que temer a nada tanto como a los seres humanos...
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario