UN PECULIAR RÍO QUE CORRE BAJO EL AGUA: EL CENOTE ANGELITA


El título puede sonar algo extraño y quizás no puedas creerlo, pero ahora te explicaremos cómo es posible. Quizás sepas que en México hay algunos cenotes, es decir, formaciones de roca donde queda expuesta una gran cantidad de agua, y por tanto son ideales para el buceo. Generalmente están cerca de la costa o en tierras bajas, lo que explica que tengan conexiones acuáticas.

La belleza del Cenote Angelita

Por fuera el Cenote Angelita se parece al resto, pero cuando se baja a profundidades de más de 30 metros el río se hace visible. Generalmente los cenotes tienen conexiones con aguas subterráneas y formaciones de cuevas. Las corrientes similares a un río se forman cuando el agua fresca acumulada en la superficie se junta con el agua salada que se encuentra en las profundidades.

La diferente densidad entre los dos tipos de agua ocasiona que se separen, y que formen en el centro una capa con sulfuro de hidrógeno donde conviven ambos hábitats. El punto donde ambas aguas se juntan se llama haloclina, y tiene que ver con la diferencia en la salinidad. En el Cenote Angelita esta división causó que se formara una zona similar a un río, y si lo ves por fotos, quizás pienses que está fuera del agua, pero lo cierto es que está a una gran profundidad.

Una visión nocturna

La haloclina nos genera una ilusión óptica, mediante la cual la convergencia de ambas aguas da la impresión de que hay un espacio sin agua. Parece más bien el paisaje de un río durante la noche, más que una imagen tomada bajo el agua. Se pueden ver también plantas y tierra, lo que da aún más la impresión de que estamos en la superficie.

El peso del sulfuro de hidrógeno hace que el agua salada parezca otro cuerpo de agua diferente, pero en realidad no es un río lo que vemos. La imagen es muy similar, pero es solamente la continuación del cenote en las profundidades.

El Cenote Angelita se encuentra en la Riviera Maya de México, y es uno de los lugares más recomendados para los buceadores. Para llegar los visitantes deben atravesar un trecho de árboles y plantas, para poder ver este increíble paisaje. Sin embargo, el paseo a las profundidades en este cenote está reservado para buceadores avanzados, debido a que implica resistencia física y experiencia para soportar el descenso a tantos metros y la constante oscuridad luego de la línea de sulfuro de hidrógeno.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario