ARQUEÓLOGOS DESCUBREN CASA DE JESÚS DE NAZARETH


Un grupo de arqueólogos acaba de determinar que una casa descubierta en la década de 1880 podría ser la casa en la que habría vivido Jesús de Nazareth, en la actual Israel. Se trata de un descubrimiento importante aunque poco conclusivo, ya que resulta muy difícil determinar exactamente cuál fue la casa de Jesús.

La casa que podría haber sido de Jesús

El lugar físico fue descubierto en la década de 1880 por un grupo de monjas del convento de Nazareth y durante todo el siglo XX se ordenaron excavaciones para explorar el lugar. Pero no fue hasta el 2006 cuando comenzaron a hacerse descubrimientos importantes al respecto.

El investigador a cargo, Dr. Ken Dark, se encuentra trabajando en el lugar desde 2006, cuando las responsables del convento le dieron total acceso a las excavaciones, así como a los apuntes de las monjas que primero encontraron el lugar, y las notas de exploraciones posteriores.


Lo primero que Dark pudo determinar es que se trataba de una casa del siglo I, gracias a los utensilios de cocina y otros objetos que encontró en el lugar. Posteriormente, en 2009, el equipo del Dr. Dark encontró una casa similar que sirvió para afirmar ese descubrimiento.

Pero lo interesante no surge solamente de estas excavaciones, sino de la combinación con las notas originales de las monjas y las notas del sacerdote jesuita Henri Senès, en el año 1936, cuando exploró la zona siendo arquitecto antes de convertirse en sacerdote.

Los objetos encontrados en el lugar permiten sacar la conclusión de que la casa era habitada por una familia judía, lo cual soportaría la idea de que podría haber sido la casa de Jesús. Pero la evidencia más fuerte surge de la decoración de las paredes, y no de los utensilios. 

Los investigadores encontraron evidencia arqueológica que sugiere que luego de abandonada y parcialmente derruida la casa fue refaccionada y protegida por tratarse de un lugar con un especial valor religioso tanto para los bizantinos en el siglo VII, como por la cruzada del siglo XII. 

Los bizantinos decoraron el lugar con mosaicos y construyeron la Iglesia de la Nutrición encima de ella para mantenerla protegida. Luego, cuando la cruzada arribó a Nazareth, en el siglo XII, también refaccionaron la iglesia y protegieron el lugar. Esto sugiere que ambos creían que se trataba de un lugar sagrado, posiblemente la casa del propio Jesús. 

Todos estos hallazgos se sostienen en los documentos históricos de las monjas y Henri Senès, así como en las excavaciones más recientes. 
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario