TOMAR UNA DUCHA FRÍA ES EXCELENTE PARA TU SALUD EN MULTIPLES ASPECTOS

A nadie le gusta bañarse con agua fría. Levantarse temprano y descubrir que se acabó el agua caliente o que de un momento a otro se estropeó el calentador deben ser de las peores cosas que le pueden pasar a uno en su vida cotidiana.

¿Qué más placentero que una buena ducha tibia para relajarnos? ¿No? Bueno... de hecho, no.

Tomar un baño frío tiene múltiples beneficios para la salud, entre ellos: aliviar el estrés.

 ¿Quieres saber más? Continúa leyendo, entonces.

Una ducha de agua fría ayuda alivia el estrés y mejora el humor

Seguro cuando piensas en un baño relajante piensas en una bañera de agua caliente con flores, aceites y velas aromáticas, ¿no es así? Si bien es cierto que todo eso te puede relajar, lo mejor es, por el contrario, tomar una ducha fría.

Esto es gracias a que el agua fría reduce el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, y ello contribuye a la relajación. Los baños de agua fría, incluso, se han probado como tratamiento para personas que tienen un ritmo cardíaco anormalmente rápido.

Además, está comprobado que el agua fría aumenta los niveles de beta-endorfinas y noradrenalina en el cerebro, lo cual tiene una función antidepresiva, por lo tanto mejora el humor y el estado de ánimo.

De todos modos el uso de la hidroterapia con agua fría debe ser indicada y aplicada por personal médico calificado.

Una ducha de agua fría alivia los dolores musculares

Un baño frío puede prevenir los dolores musculares luego de una sesión de entrenamiento gracias a que reduce la inflamación. Según el especialista Henry Halse, de la University of Philadelphia, lo mejor es enfocar el agua de la ducha sobre el músculo afectado para promover el curado natural más rápido ya que el frío provoca vasoconstricción y evita que la lesión se propague.

El uso del frío contra las lesiones musculares es efectivo, sin embargo debe ser aplicado con cuidado ya que no todas las lesiones y dolores corporales requieren el mismo tratamiento. En todo caso siempre es mejor que se consulte a un médico.

Una ducha de agua fría mejora la apariencia de la piel y el cabello

El agua caliente puede resecar el cuero cabelludo, haciendo lucir al cabello opaco y sin vida. Un impacto de agua fría después del acondicionador puede hacer que el cabello se vea más brillante y se sienta más suave aplanando los folículos y bloqueando la humedad.

Respecto a la piel, el agua fría ayuda a cerrar los poros, previniendo que la suciedad del ambiente se deposite en la piel. Además, el frío reduce la inflamación y el enrrojecimiento.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario