SUBIR FOTOS DE TUS HIJOS A FACEBOOK TIENE GRAVES CONSECUENCIAS

Es muy frecuente que una madre o un padre suba muy a menudo fotos de sus hijos pequeños, bebés y adolescentes en su perfil de Facebook. Una acción tan aparentemente inocente puede tener gravísimas consecuencias para el menor y para toda la familia. Pero, ¿por qué esa necesidad de exhibir lo que sucede en las cuatro paredes de nuestra casa al resto del mundo? ¿Qué es lo que busca un usuario colgando a cada instante fotos de cada momento vivido de su hijo pequeño o bebé? Y es que una vez que una foto se lanza a la nube -se calcula que cada día se suben más de un millón de imágenes en todo el mundo a Facebook- perdemos el control sobre ella. Por eso, hay que pensarse dos veces si es necesario poner en riesgo tantas cosas sólo por un puñado de 'Me gusta'.

Según nos cuenta el director del centro de seguridad Protégeles, Guillermo Cánovas, y autor del blog www.ninosyadolescenteseninternet.com, "lo primero que deben plantearse los padres que suben una foto de sus hijos a Facebook, es que ésta puede ser copiada y reproducida indefinidamente, aunque haya sido subida a la red social del modo más privado. Sólo con que uno de los amigos comparta la imagen con un tercero o la cuelgue en un sitio no deseado, se deja de tener control sobre ella", puntualiza.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que se está subiendo la imagen de un niño sin su consentimiento. "En un futuro ese niño, que dejará de serlo, verá esas fotos y a lo mejor él no las habría querido compartir como lo han hecho sus padres".


Además, las fotos dan muchísima información sobre el entorno familiar de una persona. Y esa información puede ser bien utilizada... o mal utilizada. "Algunos pueden usar esa foto con fines comerciales y, dependiendo de cómo estén los niños en la foto (por ejemplo si salen en la playa), pueden ser difundidas en sitios que ni los padres podrían imaginar", alerta este experto.

Reacciones:

7 comentarios:

Publicar un comentario