CINE

LOS 75 AÑOS DE BATMAN Y SUS TRAJES



Al Caballero Oscuro se le pudo ver por primera vez en el número de mayo de 1939 de la revista Detective Comics. No era un superhéroe, como Superman, sino un justiciero que se aprovechaba de las sombras de la noche para arreglar los desajustes de la justicia en Gotham City.

Desde aquel momento hasta hoy, han pasado 75 años, y Batman es ciertamente uno de los acontecimientos más sonados de la cultura pop del siglo XX. Cómics, figuras de acción, series animadas, películas y franquicias de todo tipo han instalado a Bruce Wayne en el pedestal de nuestras obsesiones y placeres de consumo cultural, y es difícil que se mueva de ahí. En 2016, la sobredosis continuará: será cuando se estrene el relanzamiento (¡por tercera vez!) de la división cinematográfica de Batman, tras las dos primeras de Tim Burton (con Michael Keaton en el papel) proseguidas por las horribles continuaciones de Joel Schumacher —en las que ocuparon el traje del murciélago Val Kilmer y George Clooney—, y luego ya la trilogía apabullante de Christopher Nolan con Christian Bale dando la talla. El próximo Batman en la gran pantalla será Ben Affleck —decisión osada, ya que fracasó cuando se intentó meter en las mallas de Daredevil, uno de los superhéroes menos cotizados—, y veremos cómo es la nueva saga que comience a partir deBatman vs. Superman. La historia sigue.

La historia de Batman, de hecho, es una evolución. Nada tiene que ver el primer personaje que apareció en DC poco antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial que el actual icono re-imaginado por mentes tan privilegiadas como la de Grant Morrison. Y a la vez que cambian los argumentos y las implicaciones morales, también cambia la estética. Batman ha vestido infinidad de corazas y disfraces para husmear de noche por los callejones de Gotham. Originalmente, era un traje amarillo, negro y gris que marcó los primeros años del detective, hasta encontrar su primera forma icónica en la serie animada de 1943 y la primera película de estudio, en 1966, protagonizada por Adam West. Y así hasta llegar a las armaduras de kevlar y otros materiales altamente resistentes que introdujo Tim Burton.

La leyenda renace, ciertamente, como el ave fénix. Y renace a partir de la ropa tanto como a partir de los argumentos.



Vía: Playground

About Miguel E. López Dávila

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.