CREATIVIDAD

LAS PERSONAS SON MÁS COOPERATIVAS CUANDO EXISTE UN CONOCIMIENTO MUTUO

Cuando las personas trabajan unidas, es posible lograr cosas que de forma individual se harían imposibles, pero pese a ser seres sociales, el funcionar en grupo no siempre es bienvenido. Las personas, tienden a preferir o rechazar el trabajo en grupo basados en diferentes factores.

¿Sabías que cuando se sabe que el otro tiene los mismos pensamientos tenderemos a colaborar con él? Así lo señala una serie de recientes investigaciones científicas: el conocimiento mutuo nos hace más cooperativos. Juntos, profundicemos en la temática.

El conocimiento, la base para trabajar en grupo

En mayor o en menor nivel, todos tenemos cierta tendencia a pensar que, si intentamos trabajar con otros, que piensan diferente, las cosas no resultarán bien. Este es uno de los obstáculos más habituales cuando se trata de funcionar de forma colaborativa. No obstante, un estudio reciente reveló que las personas estarán más dispuestas a colaborar entre ellas si conocen detalles generales del otro.

A través de la llamada cooperación mutualista, las personas trabajan unidas en torno a una meta común que les beneficie directamente. No es altruismo puro, sino más bien es una relación por conveniencia, como tantos ejemplos hemos visto en la naturaleza.

En la investigación realizada por un grupo de psicólogos de Harvard, se trabajó con 1033 personas separadas en grupos. Mediante un altavoz, se entregaban diferentes tipos de información de las otras personas, que iban de conocimiento común a lo privado, y luego se les invitó a resolver ciertas interrogantes complejas con la oportunidad de hacerlo solos o en grupo.

Quienes recibieron más información común en torno a los integrantes del grupo, es decir datos que les unían, se vieron más dispuestos a trabajar en conjunto, ya que sentían que lo hacían con los mismos intereses. Los que recibieron una mayor cantidad de información privada o individual de sus compañeros, eran más reticentes en confiar en el otro, ya que faltaba ese lazo que les unía.

La fuerza de funcionar como un conjunto

En los grandes movimientos sociales, el hecho de tener una meta conjunta hace que las personas se agrupen. Puede ser que ese ideal común sea de conocimiento público o este se promocione, por ejemplo, a través de redes sociales, TV u otros medios.

Si se crea una causa que sea importante para muchas personas, éstas tenderán a enfrentarla o defenderla en grupo. Por eso han tenido tanto éxito las protestas a las que se han llamado vía Twitter En grupo, la gente es más fuerte y por eso se atreve a tomar más riesgos.

En la esfera más intima, puede darse un fenómeno similar. Si hay un problema en la familia de la que nadie habla, poco se hará para resolverlo, pero si éste se discute en común, se le enfrentará unidos consiguiendo mejores resultados.

Los seres humanos prácticamente estamos diseñados para trabajar de forma coordinada y colectiva, viene en nuestro ADN y si reconocemos cosas en común con el resto, nos veremos más dispuestos a colaborar para conseguir un bien grupal, siempre que también nos beneficie.

About Miguel E. López

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.