CIENCIA

LATINOAMERICANAS TENEMOS MENOS RIESGO DE TENER CÁNCER DE MAMA



El cáncer de mama es uno de los más comunes entre todas las variantes que puede tener esta enfermedad sobre los seres humanos. En la ardua batalla que día a día se libra desde la comunidad científica en busca de tratamientos eficaces para combatirlo (o en la búsqueda de métodos más eficientes para evitar su aparición), un descubrimiento asombroso acaba de ser anunciado: las mujeres de origen latinoamericano tienen menos riesgo de padecer cáncer de mama debido a una variante genética que las protege. Conozcamos más al respecto.

Detalles del amplio estudio genético

La investigación fue desarrollada por un equipo de investigadores en la Universidad de California, en San Francisco, y se ha centrado en la evidencia que muestra la incidencia de este cáncer entre las mujeres en Estados Unidos. Según el estudio, publicado en Nature Communications, en este país las mujeres de origen latinoamericano tienen un riesgo de padecerlo de un 9%, frente al 11% observado en las afroamericanas y el 13% de las mujeres blancas.

Basándose en ello, los científicos decidieron buscar las causas en el material genético, teniendo en cuenta que el cáncer es una enfermedad en la que la herencia genética muchas veces resulta determinante en su aparición.

Esto los llevó a analizar el genoma de 977 mujeres latinoamericanas con la enfermedad y el de otras 722 totalmente sanas. Los resultados fueron comparados con otros miles guardados en bases de datos de Colombia, México y en los propios Estados Unidos.

Un solo gen marca la diferencia

Con este análisis se esperaba encontrar alguna variante genética en las mujeres de origen europeo que aumentara el riesgo de que padecieran el cáncer de mama, teniendo en cuenta la mayor incidencia en este grupo étnico. Sin embargo, lo que encontraron fue que son las mujeres que descienden de las poblaciones indígenas americanas, las que poseen una variante en apenas una letra entre las 3 mil millones que componen el genoma humano, y que es suficiente para marcar la diferencia.

Esta variante genética se encuentra en el cromosoma 6 de alrededor del 20% de las latinas y se localiza bastante cercano al gen ESR1, que es conocido por producir un importante receptor del estrógeno. Las mujeres que portaban esta variación demostraron tener además un tejido mamario menos denso que las otras, y los científicos estiman que este carácter es positivo para hacer frente al cáncer mamario. De hecho, las portadoras latinas demostraron tener hasta un 40% menos de riesgo de padecer un tumor portando una copia del gen, y hasta de un 80% teniendo dos copias del mismo, aunque este último caso está en una proporción muy pequeña de la población (1%).

Aunque no se conoce aún la base biológica a través de la que actúa este gen, el descubrimiento es de gran importancia ya que permitirá avanzar en el conocimiento de las vías naturales de lucha contra uno de los tumores mamarios más complicado de tratar, los llamados “negativos para receptores de estrógeno”. Hoy en día no se conocen formas efectivas de prevenir esta agresiva variante del cáncer de mama.

About Miguel E. López Dávila

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.