CINE

HERMANOS VIVEN SIN SALIR DE SU CASA DURANTE 14 AÑOS, COMPLETAMENTE AISLADOS DEL MUNDO

Nunca asistieron al colegio, su madre los educó en la casa, y su padre, que tenía la única llave de la puerta del departamento, rara vez permitía que los seis varones salieran solos. La hermana y la madre jamás salieron de la casa.

Para pasar el tiempo, los seis hermanos Angulo se volcaron al cine, hacia la colección de videos de su padre. Mirando películas una y otra vez, memorizando los diálogos y recreando los personajes de sus películas favoritas de Hollywood, formaron su visión de un mundo que rara vez había visto.

Ahora el mundo ha conocido la increíble historia de los hermanos Angulo gracias a un documental que se estrenó a principios de año: "The Wolfpack", ("Manada de Lobos") dirigido por la estadounidense Crystal Mosselle.

Son hijos de Oscar, que nació en Perú, y Susanne. Ambos se conocieron en Machu Picchu cuando Susanne, una hippy estadounidense que viajaba por Sudamérica, se encontró con el peruano guía de turistas en la "Montaña Vieja".

Lo que se desprende del documental es que Oscar, que nunca trabajó "por razones filosóficas", pensaba que el mundo era potencialmente inseguro y prefería que su familia permaneciera aislada dentro del hogar. El único ingreso que recibía la familia era la compensación que la ciudad de Nueva York le daba a Susanne por educar a los niños en la casa.

El cine, sin embargo, fue la conexión que los mantuvo unidos al mundo. Y los hermanos se entretenían "produciendo" sus propias películas, copiando y memorizando diálogos y creando vestuarios y utilerías improvisadas.

"Las películas fueron nuestra ventana al mundo exterior" asegura Mukunda,uno de los hermanos. "Fue una forma de mirar al mundo".

"Pero siempre estuvimos conscientes de la diferencia entre la realidad y la ficción".

Por ejemplo, "Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992), era una "película perfecta" -dice Mukunda- porque había personajes para todos los hermanos.

El documental muestra la versión que hicieron de esta cinta: se les ve vestidos con trajes y corbatas negros, con anteojos de sol y empuñando pistolas hechas de cartón y cinta adhesiva.


"Sabemos que (esta película) es puro entretenimiento pero no puedes dejar de pensar que hay gente así (violenta) en el mundo real", afirma Mukunda.

"Es decir, las películas nos hicieron conscientes de lo que podía ocurrir en el mundo exterior".

La salida al mundo exterior

Tal como le contó a la BBC Crystal Moselle, la directora de The Wolfpack, llegó un momento en que los jóvenes se rebelaron y decidieron salir de su encierro.

Y en una de las primeras excursiones que hicieron solos al exterior conocieron fortuitamente a Crystal Moselle.

"Fue pura casualidad", dice la cineasta. "Un día estaba caminando en Manhattan cuando un chico pasó por mi lado corriendo entre la multitud. Trás él corría otro. Y después otro, y otro, y otro".

"Me dejé llevar por el instinto y corrí tras ellos".

Moselle se acercó a conocerlos. Y durante los siguientes cuatro años se convirtieron en el tema de The Wolfpack, el documental.

"Lo que me llamó la atención fue lo increíblemente equilibrados que eran, lo inteligentes y bien educados. Me dijeron que todo se lo debían a su madre, que los había educado", dice Moselle.

"El día que los conocí, me preguntaron: '¿a qué te dedicas?'. Les respondí que era cineasta y me dijeron muy serio: '¡Uy! a nosotros nos interesa entrar en la industria del cine'".

Moselle agrega: "Crecieron con una determinación en su vida. Así que una vez que salieron al mundo, sabían exactamente lo que querían hacer".


Vía: BBC

About Miguel E. López

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.